Redes sociales

Facebook
Twitter
Youtube
Tuenti

Últimas noticias


Warning: Creating default object from empty value in /home/pactojanas/pactojanas.com/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/pactojanas/pactojanas.com/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/pactojanas/pactojanas.com/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/pactojanas/pactojanas.com/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/pactojanas/pactojanas.com/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Warning: Creating default object from empty value in /home/pactojanas/pactojanas.com/modules/mod_latestnews/helper.php on line 109

Próximos eventos

Calendario

loader
Mensaje
  • Normativa EU e-Privacy

    El Montruo de las Galletas también ha conquistado esta web, utilizando sus cookies para controlar la autentificación, navegación y otras funciones. Si utilizas la web estás aceptando sus cookies en tu ordenador.

    Ir a la Normativa Europea

Final Fantasy VII: Crisis Core PDF Imprimir E-mail
Mundo friki - Videojuegos
Escrito por Mercurio   
Martes, 28 de Julio de 2009 00:00

 

Final Fantasy VII: Crisis Core

 

 

--ACTIVANDO MODO DE COMBATE--

El juego comienza con una cinemática en la que el héroe de la historia está subido en el techo de un tren, luchando contra tropas de Shinra. Se deshace de los soldados random pertinentes y baja al andén de un salto. ¿De qué estamos hablando? Pues no, no es el Final Fantasy VII, sino su segunda precuela, Crisis Core. Y para aquellos que no hayan jugado u oído hablar del FFVII aquí empiezan los spoilers.
En este juego de la PSP asumiremos el rol del “maestro” de Cloud, Zack Fair soldado de 2ª clase. Pero no es él quien lleva la futura espada del rubio, sino Angeal Hewley soldado de 1ª clase, que será nuestro propio predecesor durante la partida.
Tras los tutoriales de turno, comenzará el juego propiamente dicho. Aquí es donde empieza a abrirse el abanico de posibilidades. La partida se puede completar sin complicaciones en unas 20/25 horas, pero sólo la historia principal. Uno de los atractivos del juego consiste en las más de trescientas misiones que podemos realizar. Puesto que “un SOLDADO tiene que estar dispuesto a realizar cualquier trabajo”, tendremos cosas de lo más variopinto: desde zanjar la guerra con Wutai hasta recuperar el cactilio-mascota del Presidente pasando por los encargos de una Yuffie preadolescente. Por supuesto, todas están llenas de cofres y enemigos, y de hecho, cumplirlas es el único modo de conseguir objetos buenos, materias y límites. Además, aquellos que se limiten a confiar en las invocaciones y los límites se van a encontrar con una sorpresita: La OMD. ¿Y eso qué significa? Pues muy sencillo; ambos son aleatorios.

¡¿PERO QUÉ ME ESTÁS CONTANDO?!
Tendremos tres columnas con los personajes importantes que nos vayan apareciendo en el juego (Angeal, Sheng, Sephiroth...), que durante el combate estarán girando constantemente. Dependiendo de los números que salgan (1-7) nos darán beneficios como invulnerabilidad, vigor, barrera, etc. Y en ocasiones el combate se detendrá y comenzará la máquina tragaperras. En el momento en el que nos salga un trío de imágenes del mismo personaje, se activará el límite correspondiente, y el nivel de éste dependerá de la media de los números que hayan salido. Hay otros dos modos que funcionan igual; modo invocación (Bahamut y cía), y modo chocobo (Cai Sith, Red XIII y criaturas como chocobos y cactilios). ¿Y cómo se controla todo esto? De ningún modo. Hay materias cerca del final de la partida que te ayudan a “influir” en las estadísticas, pero nada más. Y por cierto, tened cuidado porque también hay una cosa llamada pifia, es decir, te cae un balde amarillo sobre la cabeza y te deja en modo aturdido, y eso en el combate contra Sephiroth puede ser un problemón. Como añadido, durante el tiempo que van pasando las columnas, podremos ver cinemáticas de escenas que han pasado en el juego, pero que no hemos presenciado. Todo un atractivo para los fans de la historia.

COMBATE EN TIEMPO REAL
Pues eso, no hay tiempo de espera como en otros Final de Play, ni tampoco es por turnos. Atacaremos con X, esquivaremos con cuadrado y navegaremos por las materias y los objetos con L y R. Todo dependerá de nuestra habilidad con los botones y la cruceta. Además, una vez lleguemos a ser SOLDADO primera clase, podremos sintetizar materias y personalizarlas. No hay materias de invocación equipables, pero algunas combinaciones pueden resultar muy útiles.

TODOS SON UNOS CRÍOS
En cuanto a la estética del juego, en fin. Los que hayan visto FF Advent Childen verán algún cortaypega descarado en las cinemáticas, pero realmente los gráficos están a la altura. Los personajes que aparecen en el juego siguiente han sufrido un cambio de aspecto, Aerith va con un vestidito azul, Cloud acaba de hacer la primera comunión, Sephiroth es menos anguloso... Y hay que añadir la infinita cantidad de guiños al FFVII, como cuando un carpintero nos pide consejo para poner nombre a su nuevo bar (personalmente ni me molesté en leer las otras tres opciones) o cuando abrimos un ataúd y encontramos a alguien descansando (¿Tanto rato con los Turcos y nadie ha visto a Vincent?).

CONCLUSIÓN
En la parte mala, destacar que en las misiones los escenarios son siempre los mismos, y llegan a cansar. Y sí, hay muchos, pero es que hay muuuchas misiones. Incluso en algunas escenas en las que hay que acompañar a otro personaje, son extenuantes. No ha sido doblado al español (ya puestos, que lo hubieran dejado en japonés, en vez de en inglés) pero los subtítulos son muy fieles.
En la cara buena, remarcar la historia. Como en un buen RPG todos los personajes tienen pasado, personalidad y actúan diferente. Se nos cuenta todo lo sucedido desde cinco años antes de que comience el FFVII. y se llega a coger cariño a los personajes, incluso a Sephiroth, que antes era el mejor amigo que os podáis imaginar. El trío amistoso Angeal-Génesis-Sephiroth llega a convertirse en el centro de la historia, e incluso puedes echarte las risas uniéndote sus respectivos clubes de fans (superada la sorpresa inicial, escuchar hablar a las presidentas es impagable). Pero no todo son risas y jolgorio. Es como dicen por ahí: si Square Enix ganase una moneda por cada lágrima derramada jugando al Crisis Core, ya habrían acabado con el hambre en el mundo. Realmente es una historia muy triste, sobre todo teniendo en cuenta que Génesis se pasa tres cuartas partes del juego leyendo un drama teatral llamado Loveless (¿Os suena de algo?), la otra cuarta esforzándose por que sus amigos se conviertan forzosamente en los intérpretes, y para cuando el protagonista consigue novia, te envían a Nibelheim a protagonizar el OVA FFVII Last Order.

En resumen: un juego para disfrutar largo y tendido de las misiones, de hecho el mejor modo de cumplirlas es jugarlas y descansar de ellas de vez en cuando haciendo la historia principal.

Que por cierto, para aquel que quiera verse/jugarse la saga en orden, aquí tiene los datos: FFVII: Before Crisis (para móviles, japonés), FFVII: Crisis Core (PSP), FFVII: Last Order (OVA), FFVII (PSOne), FFVII: Advent Childen (película), FFVII: AC Complete (japonés, película+50 minutos) y FFVII:  Dirge of Cerberus (PS2).

--CONFLICTO RESUELTO--

Última actualización el Viernes, 14 de Agosto de 2009 21:00
 
Jana sola

El Pacto de las Janas es una asociación juvenil lúdico-cultural no lucrativa.

Una asociación para frikis como tú.

Contacta con nosotros en nuestro foro o a través de nuestro mail.